Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono

Qué es la homeopatía

En los últimos años han aumentado los fármacos con un bajo contenido en sustancias químicas, que en la teoría tienen menor riesgo para la salud.

 

Es un tipo de medicina alternativa que utiliza concentraciones muy pequeñas de sustancias orgánicas similares a las que crean síntomas de una enfermedad. Nació hace 200 años con el Dr. Samuel Hahneman que, sirviéndose de la Ley de la Similtud, observó que al administrar dosis muy bajas de una sustancia “similiar” a la enfermedad, conseguía curar a las personas enfermas de una manera mucho más respetuosa con el organismo y menos agresiva.

 

Es un método terapéutico para la prevención, alivio o curación de algunas enfermedades. Es eficaz para prevenir y tratar enfermedades agudas como crónicas: gripe, tos, diarrea, crisis de migraña, contusiones, garganta, oídos, ginecológicos y urinarias.

Aunque también se puede aplicar a cuidados paliativos, control de síntomas como dolor o estreñimiento y alivio de efectos secundarios. El médico homeópata en la consulta tendrá en cuenta, además de los síntomas o problemas de salud que presenta el paciente, su constitución física y su forma de reaccionar y sensaciones frente a la enfermedad.

El tratamiento, en homeopatía, es más individualizado, pero siempre debe estar supervisado por un profesional.

Los productos que se utilizan para elaborar estos remedios pueden ser de origen animal, vegetal o químicos minerales u orgánicos. Para elaborar el medicamento homeopático se sigue un proceso determinado:

  • Dilución: Es la desconcentración progresiva de la sustancia. Se consigue mediante su disolución en agua o alcohol. La idea es repetir el proceso de disolución tantas veces como sea necesario, hasta que la sustancia no sea perceptible, es decir, diluir lo diluido hasta completar el proceso.
  • Dinamización: Se debe realizar después de cada desconcentración y consiste en agitar fuertemente la disolución.

 

Presenta algunas ventajas generales como que no suelen presentar contraindicaciones, ni interacciones medicamentosas.

Los medicamentos homeopáticos son de venta exclusiva en farmacias. Los médicos pueden prescribir homeopatía, pero todos los medicamentos deben cumplir la ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios como la obligación de que cualquier tratamiento demuestre su eficacia para que se autorice su comercialización.

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest