Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono

Síntomas, causas y modos de prevención ante un golpe de calor

Un golpe de calor es originado a causa de un aumento de temperatura corporal que sucede de una forma brusca. Ello provoca un trastorno en el funcionamiento de nuestro cuerpo y puede acontecerse debido a los siguientes factores:

Mucho calor en el exterior
No hidratarse lo suficiente
Estar mucho tiempo bajo el sol o ante temperaturas muy altas.
Además, hay personas que tienen un mayor riesgo de padecer golpes de calor como son los niños o los ancianos, por tanto, se deberán extremar las precauciones para evitar padecer esta condición.
Si estamos padeciendo un golpe de calor, lo más importantes es fijarse en las señales y síntomas que nuestro cuerpo nos dice, y de esta forma poder detectar a tiempo el golpe de calor y remediarlo.

Los síntomas son los siguientes:

Sensación de mareo
Confusión y desorientación por el calor
Sensación de ahogo y falta de aire
Sudoración al principio pero, después, falta de sudor
Enrojecimiento de la piel
Aparición de fiebre muy alta
Ritmo cardíaco acelerado
Dolores de cabeza
Náuseas y/o vómitos
Desmayos

Si tenemos estos síntomas o padecemos de esta situación lo más importante es acudir de inmediato al médico y este nos baje la temperatura corporal.
Si tenemos que ayudar a alguien que se encuentre en esta situación lo primero que tenemos que hacer es llevarle a un lugar con sombra, que este fresco y por el que no pase el sol.
Tras realizar esta acción debemos de calmar a la persona y relajarla, para ello lo mejor es tumbarla boca arriba y poner sus piernas elevadas para que la circulación de la sangre fluya, de esta manera evitaremos posibles mareos.

Por último para bajar la temperatura y reducir la sensación de ahogo lo mejor es que le quites algo de ropa para que su piel transpire; después, es recomendable que apliques compresas de agua o que te mojes las manos con agua y se la pases en zonas como la cabeza, las ingles, las muñecas y las axilas, de este modo, contribuyes a que su calor corporal disminuya. No uses hielo pues lo mejor es que el agua esté fresca pero no demasiado fría ya que los cambios tan bruscos no son buenos para esta situación.

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest