Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono

TODO SOBRE LA CANDIDIASIS

La candidiasis vaginal o moniliasis vaginal, es una infección ginecológica causada por el Hongo Candida Albicans, que se encuentra en pequeñas cantidades en la piel, la boca o la vagina. Esta micosis es tan común que 3 de cada 4 mujeres experimentan al menos un episodio de candidiasis vaginal a lo largo de la vida cuando su sistema inmunológico se encuentra debilitado.

La Candida albicans provoca inflamación en la vagina y la vulva, por lo que también se conoce como vulvovaginitis por Candida. La inflamación genital de la candidiasis se caracteriza por signos y síntomas de enrojecimiento local, prurito intenso y flujo vaginal.

 

POSIBLES CAUSAS

  • Con la toma de antibióticos usados para tratar otros tipos de infecciones. Los antibióticos cambian el equilibrio normal entre los microorganismos de la vagina.
  • Embarazo.
  • Obesidad.
  • Diabetes.

La candidiasis no se disemina a través del contacto sexual. Sin embargo, algunos hombres presentarán síntomas como prurito y erupción en el pene después de tener contacto sexual con una compañera infectada.

Tener muchas infecciones vaginales por cándida puede ser un signo de otros problemas de salud. Otras infecciones y flujos vaginales se pueden confundir con candidiasis vaginal. 

 

CÓMO TRATARLO

La candidiasis vaginal puede tratarse fácilmente con medicamentos antifúngicos, cuya función es detener el crecimiento del hongo vaginal. Se usan tanto cremas como supositorios. Las primeras se aplican sobre la vulva, y los segundos se introducen en la vagina. Debes tener en cuenta que algunos componentes pueden alterar el correcto funcionamiento de algunos sistemas anticonceptivos.

También se pueden administrar vía oral, ingiriendo cápsulas.

No debe hacerse un uso prolongado de estos tratamientos, ya que podría provocar una disminución de su efectividad.

Hay una excepción: algunas mujeres que tienen episodios recurrentes de candidiasis, pueden requerir un tratamiento prolongado para quedarse curadas de la infección.

 

CÓMO PREVENIRLA

Lo más importante es una buena higiene, pero hay otras claves para prevenirla:

  • Mantén  tu zona vaginal limpia. Usa jabón suave, sin perfume y agua.
  • Después de ir al baño, límpiate de adelante hacia atrás para evitar la propagación de bacterias del ano a la vagina o del tracto urinario.
  • Usa ropa interior que te ayude a mantener la zona genital seca. Como por ejemplo la ropa interior de algodón.
  • Evitar los pantalones vaqueros muy ajustados o prendas de vestir muy ceñidas, como pantys. Este tipo de prendas pueden aumentar el calor corporal y la humedad en la zona genital.
  • Cambiar la braguita del biquini o el bañador mojado lo antes posible.
  • Cambiar compresas o tampones con frecuencia.
  • No usar aerosoles femeninos o perfumes. Pueden cambiar el equilibrio normal de los microorganismos de la vagina favoreciendo la aparición de la candidiasis vaginal.

 

¿Tienes más dudas sobre la candidiasis? Deja tu comentario o contacta con nosotros. Te las resolveremos lo antes posible.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest